Trombofilia: que es y como se manifiesta

La trombofilia la podemos definir como una afección o condición que se caracteriza por una alteración a nivel de la sangre, la que se coagula muy fácilmente, dando lugar a la formación de trombos o también en la que se forman coágulos que no se disuelven normalmente. Podemos dividir a la trombofilia en congénita,  es decir aquella que es heredada por los padres y se presenta desde el nacimiento o bien, adquirida, que es la más frecuente y aparece después del nacimiento.

Dijimos que la trombofilia puede ser congénita o adquirida. Es así, que podemos determinar cuáles son las causas de esta enfermedad o condición, siendo frecuente en organismos predispuestos genéticamente a desarrollar coágulos sanguíneos en los vasos sanguíneos, en la presencia de neoplasias malignas, las cardiopatías, enfermedades de la sangre, colagenopatias, síndromes nefróticos, parálisis de extremidades inferiores entre otras.

Clínicamente la trombofilia se presenta por lo general con hinchazón y tensión en las piernas. Se acompaña de dolor en el pecho cuando se respira profundamente, presentándose una alteración en la coloración de la piel, sumado a la presencia de una circulación venosa superficial en las extremidades. Por lo general las mujeres arriban al diagnóstico de esta patología tras múltiples perdidas de embarazos, es decir tras episodios de abortos espontáneos.

trombofilia

El diagnóstico de trombofilia se realiza con el eco doppler color que permite la evaluación de los movimientos de flujo sanguíneo utilizando una sonda que emplea el efecto doppler y resalta las variaciones sospechosas que podrían corresponder a un trombo. Este tipo de metodología diagnostica es de tipo no invasiva.

La trombofilia puede prevenirse si se cuida la salud adoptando un estilo de vida sano y si se realiza un screening adecuado para identificar patologías cardiovasculares, especialmente para aquellas personas que han tenido episodios de trombosis recurrente, en el periodo neonatal, trombosis arterial antes de los 30 años de edad, en la familia o bien abortos a repetición.

El tratamiento de la trombofilia es principalmente una terapia basada en anticoagulantes orales que ayudan en el bloqueo de la formación de trombos y así controlar el estado de los ya existentes. Se debe tener en cuenta que cuando se inicia una terapia a base de anticoagulantes se deben realizar análisis de sangre de manera periódica, donde se evalúan los parámetros clínicos de los niveles del tiempo de protrombina y tromboplastina para así poder comprobar cómo se coagula la sangre y ver de esta forma si el paciente está tomando los fármacos correctos o estos deben ser modificados. Esta indicación siempre debe ser prescripta, indicada y bajo supervisión de un médico especialista en la temática.

trombofilia

Espero te haya sido de utilidad esta información acerca de la trombofilia, sus causas, tipos, manifestaciones clínicas, como se arriba al diagnóstico, cuales son los factores predisponentes, como puede prevenirse y cuál es el tratamiento acorde a seguir, siempre teniendo en cuenta que el mismo debe ser recomendado, sugerido e indicado por una persona idónea en la temática como es un profesional de la salud, es decir un médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*