Sífilis: enfermedad de trasmisión sexual

La sífilis se considera y es una enfermedad de trasmisión sexual, es decir ETS, en sus siglas que puede causar complicaciones a largo plazo incluso la muerte, si no se recibe un tratamiento adecuado. Los síntomas en los adultos se dividen en fases y estas son: la sífilis primaria, secundaria, latente y avanzada. Hoy, explicaremos cada una de estas fases: como se presenta y que síntomas las caracterizan.

La fase primaria de la sífilis se caracteriza por la presencia posterior a la infección de la aparición del llamado chancro sifilítico, que es similar a una llaga que aparece en el sitio por donde entro en cuerpo la enfermedad, es decir por lo general a nivel de la región genital femenina o masculina. Esta llaga, es firme, redonda, y no causa dolor, aunque en ocasiones puede desencadenar dolor. Tiene una duración de 3 a 6 semanas y se curan independientemente de que se reciba o no tratamiento, pasando a la fase secundaria de la enfermedad.

sífilis

La fase secundaria de la sífilis se presenta con erupciones en la piel o llagas a nivel de la boca, vagina o ano. La erupción adopta la forma de puntos duros de color rojo o marrón rojizo en la palma de las manos o en la planta de los pies. Por lo general no pica y a veces es muy poco visible. Otros síntomas que acompañan esta segunda etapa de la sífilis son la aparición de fiebre, inflamación de las glándulas linfáticas, dolor de garganta, pérdida parcial del cabello, dolor de cabeza, pérdida de peso, dolor muscular y fatiga. Estos síntomas desaparecen también tras el tratamiento o sin él, progresando la enfermedad a su forma latente y a fases más avanzadas de la enfermedad.

Las fases latente y avanzada se dan cuando no se ha recibido tratamiento previo para dicha afección. Comienzan 10 a 30 años posteriores a la primaria y se caracterizan por incluir: dificultad de movimientos y coordinación ocular, parálisis de partes del cuerpo, entumecimiento, ceguera, demencia.

Puede presentarse también la neurosifilis, que aparece en cualquier etapa y es donde la enfermedad se propaga y entra entre otras cosas al cerebro causando daños aquí y en el sistema nervioso, además de en la región ocular dando lugar a la sífilis ocular. La sífilis congénita por último es aquella que se da en bebes recién nacidos de mujeres que tienen sífilis. Los síntomas y signos posteriores pueden incluir sordera, deformidades dentales y nariz en silla de montar, donde colapsa el tabique nasal.

sífilis

Habiendo explicado las diferentes fases de la sífilis hablemos ahora de cómo es su contagio y como prevenirlo. El contagio se genera por contacto directo con una llaga durante las relaciones sexuales anales, vaginales u orales. La prevención de la enfermedad es mediante la protección de las relaciones íntimas, es decir con el uso de preservativo. Además podemos decir que el riesgo de contraer sífilis se da en todas las personas que son activas sexualmente y que no realizan protección durante las mismas, por lo que se recomienda siempre utilizar preservativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*