Sandia y vino, mito o realidad?

Hoy vengo a hablar de un mito, una leyenda, una creencia que se ha trasmitido durante muchos años y que probablemente aún sigue ocurriendo y es el hecho de que combinar sandia con vino hace mal, trae efectos colaterales e incluso fatales. Pues bien, de lo que voy a hablar es de la composición de ambos y de sus efectos en el cuerpo. Las conclusiones de si hace mal o no, las dejo a su criterio y entendimiento.

Composición de la sandía y el vino

La sandia es una fruta fresca, compuesta mayoritariamente por agua, de sabor dulce y que se caracteriza por la presencia de un aminoácido llamado L- arginina, que tras ser metabolizado en el cuerpo humano, genera óxido nítrico. Este compuesto, es decir el óxido nítrico, es un potente vasodilatador natural que se encuentra presenta en varios medicamentos de empleo comercial habitual. Por ejemplo, podemos decir que diferentes medicamentos potencian la formación del mismo, del óxido nítrico para tratar enfermedades coronarias, angina de pecho y otras tantas.

Ahora bien, el vino, por su parte contiene sea cual sea su variedad, en mayor o menos medida, los famosos y conocidos polifenoles, que se caracterizan por presentar y tener un poder antioxidante, los cuales provienen de los hollejos de las uvas. Entre estos polifenoles podemos mencionar la presencia del resveratrol, epicatequina, el ácido siringico, la apigenina, la malvidina y el ácido elagico. Todos estos, caracterizados por ser promovedores de la formación de óxido nítrico, al igual que el aminoácido que ya previamente mencionamos de la sandía, o mejor dicho, presente en la sandía, L-arginina.

sandia y vino

Los vinos tintos también contienen un tipo de alcohol llamado glicerol, que según la OMS, es decir La Organización Mundial de la Salud, disminuye las lesiones de los músculos de las arterias y favorece por otra parte a la relajación de las mismas. Agregamos a esto, que el alcohol etílico que consumimos en dosis moderadas y durante los primeros momentos de su acción, provoca una elevación en los niveles de serotonina corporal (un neurotransmisor que se encarga entre otras funciones de la regulación de la libido).

Habiendo dicho esto y explicado la composición de la sandía y del vino, podemos entonces hablar del mito tan popular y difundido a nivel mundial, trasmitido de generación en generación de que no se puede mezclar vino con sandia, y que en caso de que esto así ocurriera tendría efectos fatales en el cuerpo. Entonces tenemos que la combinación de los efectos potentes de la L- arginina, con los polifenoles, el glicerol y el alcohol etílico forman como un “coctel afrodisiaco”.

Espero les haya sido de utilidad esta información acerca del vino, la sandía, la composición de ambos, los efectos que generan en el cuerpo cuando se combinan y demás datos de interés general. Por último y para seguir hablando un poco más de esta fruta acuosa, dulce y veraniega, te dejo la dieta de la sandía.

Vino

El vino tradicionalmente y culturalmente forma parte de la mayoría de los países. En Argentina se fabrican, tanto en el norte como sur, diversas variedades que son exportadas al mundo por su prestancia, sabor, aroma, cuerpo, color, ya que es lugar de siembra de muy buena materia prima, la uva. Existen vinos blancos y tintos. Si bien los más conocidos son los tintos los blancos son preferentemente la elección de muchas mujeres.

sandia y vino

Una copa de vino al día trae beneficios a la salud y hasta es recomendada por médicos para un corazón sano. Una copa, si, no más. Cualquier comida, no puede ser acompañada por cualquier vino, si sos experto ya lo sabrás, pero para los que no, vamos a explicar algunos tips para elegir un buen vino, según algunas características que todos podemos observar y evaluar. Además vamos a informarte que plato combina mejor con que vino, así la próxima vez que hagas la compra sepas elegir y así disfrutar más el deleite de una rica copa de esta bebida típica.

Como elegir un buen vino

  • Evaluación de los 3 puntos básicos de un buen vino: aroma, sabor y color
  • Cuando se encuentra en su punto óptimo de maduración no debe trasmitir olor frutal
  • El cuerpo de un buen vino debe perdurar tanto en nuestra nariz como paladar.
  • La coloración del mismo debe ser diáfana y cristalina
  • Nunca a la hora de beber se deben tomar grandes tragos. Un pequeño sorbo basta para identificar el sabor del vino.

sandia y vino

Sandía, dieta y alimentación

La dieta de la sandía es un plan de alimentación que no debe excederse en 5 días consecutivos. Dado que la sandía es rica en agua y muy baja en calorías, aportando tan solo unas 20 calorías por cada 100 gramos, ayuda a eliminar el exceso de líquidos del organismo y así ayudarte a lograr tu propósito. Vamos a explicar en este artículo un día de ejemplo de la dieta de la sandía, para que si quieres puedas ponerla en práctica.

El contenido acuoso y su efecto vasodilatador de la sandía hace que sea efectivo para controlar la presión arterial. Aporta fibra dietaria por lo que ayuda a evitar el estreñimiento. Su color rojizo se debe al licopeno, un carotenoide antioxidante que protege frente al cáncer porque evita los radicales libres. Sumado a esto se agrega que la sandía es una fuente de vitamina A o betacaroteno, por lo que cuida la salud. Es rica en vitamina C, y contiene L- citrulina que favorece el buen estado de las arterias y venas. Aporta potasio, que equilibra los líquidos y es fuente de magnesio, importante para el sistema nervioso.

sandia y vino

Dieta de la sandia

Opciones de desayuno:

  1. Café o té con dos galletas integrales, acompañado de un yogur y una rodaja de sandía.
  2. Café o té con leche desnatada, acompañado de una tostada de pan de cereales con una rodaja de sandía.
  3. Café o té con una rebanada de pan integral con pavo cocido y una rodaja de sandía.

A media mañana y a media tarde: dos rodajas de sandía o zumo de sandía.

Almuerzo: opciones

  1. Ensalada de tomate y zanahoria, con una pechuga de pollo a la plancha y de postre sandia.
  2. Puré de calabacín con calamares a la plancha y de postre yogur natural.
  3. Arroz integral con ternera a la plancha y de postre sandia.
  4. Pescado al horno o a la plancha con guarnición de setas y de postre sandia.
  5. Brócoli al vapor con pavo o pollo al horno con yogur natural.

Cenas:

  1. Merluza a la plancha con verduras asadas y de postre sandia.
  2. Puré de verduras con tortilla de espárragos o ajís tiernos y de postre sandia.
  3. Ensalada verde acompañada de pechuga de pollo a la plancha y de postre sandia fresca.
  4. Sopa de verduras con lenguado al horno y de postre sandia.
  5. Crema de puerro con quesito y salmón en papillote. Sandia.