Leches vegetales: cuales son y como se preparan

Las leches vegetales cada día son más consumidas por la población en general, siendo el reemplazo de la tradicional leche de vaca para todas aquellas personas que no pueden consumir la misma por intolerancia a la lactosa o a la proteína de leche de vaca o bien por tener y llevar adelante una alimentación vegana. Es así, que podemos decir que las leche vegetales son muy sencillas de hacer, digestivas y multinutritivas.

En sí, y en líneas generales lo que se realiza es poner en remojo la materia prima de 2 a 12 horas. Lo mejor sería dejarlas en remojo durante toda la noche, para prepararlas por la mañana siguiente. Una vez que transcurrió el tiempo, se tira el agua del remojo, se pelan las semillas y se añade agua nueva, unas 3 partes de agua por 1 parte de semillas y se licua. Una vez licuada, se cuela la pasta y el líquido será la leche vegetal. La pulpa restante, no se tira, sino que puede emplearse para la preparación de otros alimentos.

Algunas de las mejores semillas para la preparación de leches vegetales son el girasol y el sésamo. Estos aportan calcio por medio del sésamo y la vitamina D del girasol. La combinación de manera conjunta permite un aporte de minerales y vitaminas necesarias para el cuerpo humano. Se recomienda dejar en remojo a estas semillas al menos unas 2 horas. La avellana y las semillas de calabaza aportan energía y por su parte, la calabaza es rica en ácidos grasos, zinc y actúa como remedio para los parásitos.

leches vegetales

Las leches vegetales a base de almendras, confieren al organismo proteínas, energía, potasio, magnesio, fosforo. Se recomienda el embarazo.  Las leches vegetales a base de quínoa y amaranto por su parte aportan proteínas de alta calidad, sin la presencia de gluten. Disminuyen el colesterol en sangre, siendo estos beneficios para la salud. Otros componentes o ingredientes que se emplean para la elaboración de leches vegetales pueden ser el mijo, alpiste, lino, trigo, espelta, pudiendo ser endulzados durante su preparación con estevia, harina de algarroba, sirope de agave o panela.

Por otra parte, y sobre todo para aquellas personas que no pueden consumir productos lácteos o sus derivados, el queso vegetal, es una buena opción de reemplazo. En su preparación lo que se hace es mezclar muy bien con la pulpa húmeda sobrante de la leche vegetal, 2 cucharadas de levadura de cerveza, ajo en polvo, sal y esencial a gusto. Se deja un par de días a temperatura ambiente con un trapo y una banda elástica para evitar que las bacterias fermenten y listo. Hay queso vegetal y leche vegetal para consumir.

leches vegetales

Espero que te haya sido de utilidad esta información acerca de cómo preparar leches vegetales y queso vegetal, si sos de las personas que están llevando adelante una alimentación vegana o bien tener intolerancia a los productos lácteos y sus derivados. ¿Alguna vez probaste alguna de las leches vegetales que existen hoy día en el mercado o bien te animaste a prepararlas vos mismo?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*