La mujer y la amiga.

No hay nada mejor que contar con una amistad de esas en las que puedes sentirte en plena confianza y hacer todo tipo de locuras, aprovechando cada día como si fuera el último. Sin embargo, no todo en la vida puede estar planeado y a veces ciertos actos se salen de nuestras manos y no medimos las consecuencias que éstos puedan tener para nuestra vida personal y profesional.

Tal es el caso de dos amigas llamadas Sandra y Dubraska, quienes llevaban una gran vínculo amistoso desde hace más de 10 años aunque, a veces se pasaban con sus locuras por las ocurrencias que cada una de ellas tenía.

Sandra, por su parte, trabajaba como administradora de una empresa reconocida que ofrecía servicios por Internet, así que desde luego, tenía que ser un poco cuidadosa con su presencia y el perfil de la empresa, por supuesto.

Un día cualquiera, las dos amigas estaban en casa pasando un buen rato con sus móviles y buena música, cuando de repente, Dubraska, sacó una aspiradora que tenía guardada para jugarle una broma a su amiga, aunque ésta jamás se imaginó que todo pudiera salirse de control y afectar en su vida profesional.

Al sacar la aspiradora, las amigas estaban jugando mientras Sandra estaba grabando un material para subirlo a la página de Instagram de dicha empresa donde prestaba sus servicios. Cabe destacar que Sandra, al estar en confianza con su amiga, no tenía problema en vestirse de una forma incluso un poco sugerente, ya que además estaba en la comodidad de su casa.

Al cabo de un rato, mientras la chica estaba subiendo dicho material, no se percató que de repente estaba grabando un live en directo, desde la cuenta de la empresa. Precisamente, lo más grave no fue eso, sino que gracias a un descuido, su amiga le había colocado la aspiradora muy cerca del vestido, lo que terminó dejando a la mujer completamente exhibida en plena transmisión.

Aquel hecho repercutió para su carrera, y todo por un simple descuido y claro, la intención de la amiga en jugarle una broma mientras Sandra trabajaba. Muchos clientes comenzaron a interactuar y reaccionar ante tal situación inesperada, lo que terminó representando problemas para la empresa.

Se debe tener cuidado antes de jugar una broma con algún amigo, ya que no sabemos en lo que pueda desencadenar cada una de nuestras acciones, aunque éstas sean sin intención de perjudicarlos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*