Kéfir: un probiótico para el cuerpo

El kéfir es una asociación simbiótica de bacterias y hongos, que se emplean desde hace miles de años, con una principal virtud, que es la de restaurar la flora intestinal y por lo tanto a la correcta asimilación de nutrientes. Se caracteriza por sustituir la putrefacción por bacilos lácticos con propiedades antisépticas, estimular el sistema inmunológico y generar la producción de serotonina. Para los atletas se convierte en un importante isotónico que refresca y aporta azucares de calidad.

El kéfir para agua se compone de diversos microorganismos que se fermentan en una matriz vegetal para dar lugar al producto fermentado. La preparación se lleva a cabo en un tarro de cristal relleno de 2/3 partes de agua, para dejar espacio para el gas. Dentro de este colocamos el kéfir y el mismo volumen de azúcar del tipo que se prefiera. Puede ser blanca. Morena, panela, sirope de agave, de arce, de dátiles o incluso una mezcla  de las que tengas. Es opcional echar unos dátiles, pasas o bien frutas secas dulces, o bien medio limón cortado y se lo deja tapado. El tiempo dependerá de la cantidad de azúcar que le hayamos echado, más azúcar, más tiempo y viceversa, pero lo normal es de entre 24 a 48 horas.

kéfir

Si al terminar la fermentación está muy dulce, puedes dejarlo un poco más y si por el contrario está muy acido puedes añadir un poco de azúcar extra. También como forma alternativa se puede cultivar kéfir en zumo de frutas dulces como las uvas, con un procedimiento muy parecido solo que con ningún o menos endulzante. Lo mismo con el agua de coco. También se puede realizar en leches vegetales de semillas aceitosas. Lo mejor es hacerlo en leche casera ya que contiene todas las enzimas y es fresca. Con infusiones de hierbas, al terminar la fermentación mezclas a gusto la infusión con el agua del kéfir.

Beneficios del consumo de kéfir

Se recomienda la ingesta de 1 vaso por día, no más. En la actualidad se ha aumentado su difusión e indicación es gracias a las características que posee y los consecuentes beneficios que brinda. Se encarga de fortalecer el sistema inmunológico, es decir aumenta las defensas propias de nuestro cuerpo, al mantener la flora intestinal sana, lo que disminuye la inflamación intestinal, reduce la constipación, con una correcta digestión y acelera el tránsito intestinal, con una real disminución de las probabilidades de contraer infecciones a través del intestino, prevenir y combatir las enfermedades como gastritis causadas por Helicobacter Pylori. Ayuda al descenso de peso al ser rico en proteínas y bajo en calorías. Es de suma importancia por su alto contenido de calcio, componente principal de huesos, para la prevención de fracturas por la osteoporosis, enfermedad frecuente y con alta prevalencia en ancianos y mujeres post menopaúsicas.

kéfir

Espero que te haya sido de utilidad esta información acerca del kéfir que gracias a tener función pro biótica ayuda a reforzar el sistema inmune, nutrir las células de la barrera intestinal y del colon y reducir la inflamación, además de disminuir el riesgo de infecciones respiratorias, gastrointestinales, alérgicas, y fomentar la salud digestiva y la producción de gas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*