Hipo: ¿qué es y porque se genera?

Alguna vez todos tanto hombres como mujeres, grandes y chicos hemos tenido hipo. Pero, ¿Qué es el hipo?. Hoy en este artículo vamos a hablar de el hipo, que es, sus factores de riesgo, prevalencia, incidencia, causas y tratamiento.

El hipo lo podemos definir como el producto de la contracción corta, rápida e involuntaria del diafragma, por la presencia de impulsos anormales del nervio frénico. El cierre brusco de la glotis, por su parte es lo que genera y da lugar al sonido característico.

Los factores de riesgo conllevan el sexo masculino, los cuales son más propensos a padecer hipo prolongado que las mujeres. Otros factores que pueden aumentar el riesgo de hipo son: los problemas mentales o emocionales, que se han asociado a algunos casos de hipo breve y prolongado con la ansiedad, el estrés y la emoción. También la cirugía, donde algunas personas tienen hipo luego de recibir anestesia general o de procedimientos que involucran órganos abdominales.

Podemos decir que la causa de que se genere hipo pueden ser varias o múltiples. Es así que podemos dividirlo en aquel hipo que se da menos de 48 horas de duración y que puede deberse al consumo de gaseosas, beber demasiado alcohol, comer excesivamente, la presencia de una emoción repentina o estrés emocional, los cambios bruscos de temperatura y la ingesta de aire al mascar chicle o chupar caramelos. El hipo que se presenta más  allá de 48 horas puede ocurrir por un daño nervioso o irritación, como por ejemplo el pelo u otro objeto tocando el tímpano, tumor o quiste en el cuello, reflujo gastroesofágico o bien la presencia de dolor de garganta o laringitis. También puede darse por trastornos del sistema nervioso central, como por ejemplo por encefalitis, meningitis, esclerosis múltiple, accidente cerebrovascular, lesión cerebral traumática, tumores, drogas o bien trastornos metabólicos.

hipo

Las complicaciones de la presencia de esta contracción del diafragma, si el hipo es persistente puede dar lugar a interferencias en la alimentación, sueño, habla y la cicatrización de heridas después de una cirugía.

El tratamiento del hipo en caso de que sea persistente debe realizarse bajo supervisión e indicación médica. Existen remedios caseros como hacer gárgaras con agua muy fría, contener la respiración, beber agua fría, ingerir azúcar granulada, morder un limón, aunque si esto no resulta también puede emplearse ciertos medicamentos como clorpromazina, metoclopramida y baclofeno. Por ultimo está el hecho de los procedimientos quirúrgicos, en caso de que los tratamientos convencionales no sean efectivos.

hipo

Espero que te haya sido de utilidad toda esta información acerca de esta contracción involuntaria, corta y rápida del diafragma de manera abrupta, y recuerda que si bien es una afección frecuente y por lo general benigna en caso de persistir en el tiempo debe consultarse al médico tratante a fin de establecer que es lo que lo genera subyacentemente y así podes establecer el diagnóstico y el posible tratamiento a seguir a fin de recuperar el estado de salud integral, completo y que tenías previo a la aparición del hipo de manera abrupta en tu organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*