Grasas saludables y no saludables

Comer saludable implica saber que comer, grasas saludables, y que evitar o descartar de nuestro plan de alimentación cotidiano, que no comer, grasas no saludables. Es así que cuando hablamos de grasas y aceites, dentro de estos podemos mencionar tanto las grasas saludables, como aquellas que no lo son.

Dentro de las grasas saludables, encontramos las saturadas para calor, que son un tipo de grasas no animales, orgánicas y no refinadas, benéficas para la salud siempre y cuando sean consumidas en cantidades adecuadas. Dentro de estas encontramos el aceite de coco y el aceite de palma. También dentro de las grasas saturadas para calor encontramos aquellas que son grasas animales como la mantequilla, manteca de res, manteca de cordero, lácteos enteros, huevos, carnes y mariscos.  Dentro de las grasas saludable o más sanas, también encontramos las grasas insaturadas para uso en frio. Aquí tenemos los conocidos y difundidos aceite de oliva, aceite de sésamo, aceite de nueces, aguacate o palta, nueces y semillas y el aceite de linaza.

grasas saludables

Por el contrario, en el polo opuesto, tenemos las grasas no saludables o aquellas que deberían ser consumidas ocasionalmente. Aquí podemos dividirlas en dos grandes grupos: saturadas e insaturadas. Dentro de las primeras, las saturadas tenemos a las grasas que son hechas por el hombre como la margarina, los aceites hidrogenados y los parcialmente hidrogenados y las grasas trans. Dentro de los insaturados, tenemos a los aceites que son altamente procesados y que se oxidan fácilmente con luz, aire o calor. Consumir aceites oxidados jamás es saludable y dentro de estos podemos mencionar el aceite de canola, aceite de maíz, aceite de soja, aceite de semillas de uva, aceite de girasol y el aceite de salvado de arroz.

Habiendo hablado de las grasas saludables y de aquellas que no lo son, si lo que buscas es llevar adelante una alimentación equilibrada, sana y que además te permita descender de peso, deberás realizar una correcta elección de los alimentos a consumir además de los tips que te dejo a continuación:

Tips para perder grasa

  • Evitar los alimentos precesados y ultraprocesados. Estos contienen ingredientes y aditivos que no te permiten perder grasa y a su vez promueven que se acumule más aún.
  • Evitar preferentemente todo aquello que sea light. Está comprobado que te inducen a comer más, pensando que al ser bajo en calorías no vas a engordar y esto es una falacia. Las porciones son las que debes ajustar y tener siempre en cuenta a la hora de sentarte a comer y degustar un plato de comida.
  • Disminuir el consumo de alcohol. Este tip de bebidas así como las gaseosas azucaradas presentan lo que llamamos “calorías vacías”. No aportan nutrientes que el cuerpo necesita y a su vez favorecen la fijación de las grasas corporales.

grasas saludables

  • No consumir pastillas adelgazantes. No existe ningún método mágico que permita de un momento a otro eliminar los kilos de más. Esto se consigue simplemente con un plan de alimentación acorde a tus necesidades basales y a la actividad física que realices.
  • Realizar una dieta detox, o también llamada liquida ayuda al organismo a limpiarse de las sustancias toxicas innecesarias para el organismo, y así poder sentirte más vital y con incremento de energía.
  • El ayuno nocturno, de entre 10 a 12 horas todos los días puede tener sus beneficios para el descenso de peso.
  • Beber abundante agua y jugos vegetales, sin frutas en ayunas, con contenido cítrico dado por el limón.
  • Hacer ejercicios de manera regular, tanto para fortalecer los músculos como la actividad aeróbica que es la que favorece el descenso de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*