El sistema circulatorio

En el cuerpo humano la sangre viaja paralelamente por el organismo a través de dos circuitos del sistema vascular o sistema circulatorio. Por un lado, la circulación menor o pulmonar, desde la parte derecha del corazón, dirige a los pulmones la sangre cargada de desechos y la devuelve nuevamente oxigenada. Por otro lado la circulación mayor o sistémica nace en el lado izquierdo del corazón, que recibe la sangre limpia de los pulmones y la envía a todos los rincones del cuerpo.

El corazón forma parte del sistema circulatorio y esta ubicado dentro del tórax, entre los pulmones, bombea la sangre y tiene cuatro cavidades: dos aurículas y dos ventrículos. Tiene forma de pera y normalmente late a 70 pulsaciones por minuto en reposo, mide 12,5 centímetros y pesa unos 450 gramos. Por su parte, podemos decir que la sangre es un líquido donde se encuentra el plasma, que contiene glóbulos rojos cuya función es transportar el oxígeno, los glóbulos blancos que nos defienden de las infecciones y las plaquetas para taponar las heridas. Cada día circulan entre cinco y seis litros de este líquido vital por arterias, venas y capilares, que se componen de fibras musculares, tejido endotelial y conjuntivo y se clasifican según su diámetro.

sistema circulatorio

Podemos decir entonces que el corazón es uno de los principales órganos del cuerpo. Este es el encargado de distribuir la sangre, marcar el ritmo y organizar. Mantenerlo fuerte, sano, activo y potente es nuestro deber para lograr una salud más estable y duradera. Es por eso que deberíamos tener en cuenta cuales son las circunstancias de salud que ponen en jacke a este órgano vital, a fin de evitarlas o bien, si ya están presentes modificarlas.

Las arterias parten del corazón y se ramifican como un árbol para transportar por todo el cuerpo la sangre rica en oxígeno, mientras que las venas cumplen la función contraria: conducen de regreso al corazón el oxígeno que los órganos y los tejidos han convertido en anhídrido carbónico. Los capilares muy delgados, facilitan este intercambio gaseoso entre la sangre y los tejidos.

sistema circulatorio

Hay ciertas enfermedades del corazón y del sistema circulatorio que surgen si el mismo recibe mucho menos oxígeno, como cuando los lípidos se acumulan en las paredes arteriales y estrecha las arterias coronarias. Es así, que se dan enfermedades o patologías como la angina de pecho, el infarto de miocardio, la arterioesclerosis y la trombosis, que pueden desembocar en una muerte repentina. Algunos especialistas sostienen que la aspirina previene ataques cardiacos y la formación de coágulos. Dentro de los factores de riesgo para el desarrollo de estas afecciones podemos mencionar la presencia de:

  • Elevada concentración de colesterol
  • Hipertensión arterial
  • Tabaquismo
  • Obesidad
  • Sedentarismo
  • Diabetes
  • Consumo elevado de sal
  • Estrés
  • Mala alimentación
  • Antecedentes familiares

Ahora bien, hablemos de cuáles son las situaciones o circunstancias que dañan el corazón y el sistema circulatorio:

  • La obesidad y en un grado menor el sobrepeso actúan de manera negativa a nivel cardiaco. Hace trabajar más al corazón y está directamente relacionado con el aumento del riesgo cardiovascular. Es así que para saber cuál sería tu peso acorde a sexo y altura, se debe calcular el índice de masa corporal. Este se realiza dividiendo tu peso por la altura al cuadrado. Si el número obtenido es mayor a 21 estamos en circunstancias de sobrepeso, mientras que si se encuentra por encima de 25 ya es obesidad lo que presentas. Es aquí donde debes empezar a realizar una dieta baja en grasas a fin de descender de peso para disminuir el riesgo cardiaco presente.
  • La hipertensión arterial genera un daño a nivel de las pequeñas y grandes arterias. Lesiona las paredes de las mismas y aumenta el riesgo de que se formen trombos en su interior, que pueden viajar al desprenderse a cualquier lugar del organismo dando entonces embolias.
  • La hipercolesterolemia, el aumento de la cantidad de colesterol malo, LDL, y descenso del HDL, colesterol bueno, son perjudiciales para el corazón. Dicho esto es que se recomienda la ingesta de omega 3 y 6 que protegen al corazón. Los encontramos en los pescados tales como el salmón, pescado azul, sardinas y en los frutos secos como nueces y almendras.

sistema circulatorio

  • El habito tabáquico también es otro agente externo causante de afección cardiaca. Favorece la formación de trombos y perjudica la resistencia y flexibilidad de los vasos sanguíneos. Aumenta la tensión y con esto el riesgo de presentar enfermedades del corazón.
  • Los excesos de azúcar en la alimentación son negativos para el cuore. Dado que no se puede metabolizar su totalidad esta se deposita a modo de grasas, siendo un factor de riesgo para el desarrollo de obesidad.
  • Los cereales, la pasta integral, arroz integral y pan integrales contienen una fibra extra que ayudan al organismo a eliminar toxinas intestinales. Esto genera protección cardiaca al estabilizar la presión y los vasos sanguíneos.
  • Las grasas animales, rojas, frituras, embutidos, salsas, y facturas, así como los lácteos son los responsables de que se formen las placas de ateroma que conducen al aumento de riesgo de desarrollo de infartos cardiacos y accidentes cerebrovasculares.
  • La actividad física por su parte es una aliada del corazón, mientras que el sedentarismo podríamos decir que es el enemigo.
  • Las vitaminas y minerales aportados en la dieta equilibrada y saludable aportan agua y fibras necesarias para la reserva antioxidante del cuerpo humano. Así es que se evita la proliferación de radicales libres y se previenen enfermedades del envejecimiento celular.

Además de todo lo antes dicho hay otras enfermedades o afecciones del sistema circulatorio que afectan el sistema circulatorio tales como el shock hipovolémico o también denominado shock hemorrágico, que se caracteriza por ser o definirse como la pérdida grave de sangre o líquido, que hace que el corazón sea incapaz de bombear sangre al cuerpo. Esta desencadenado por una inadecuada perfusión aguda sistémica debido a un desequilibrio entre la demanda y la oferta de oxígeno a los tejidos que lleva a una hipoxia tisular y a una disfunción en los órganos vitales, determinando por una reducción del volumen sanguíneo circulante.

Las causas que pueden generar un shock hipovolémico son:

  • Lesiones traumáticas
  • Lesiones torácicas
  • Lesiones abdominales graves
  • Lesiones óseas
  • Hemorragia gastrointestinal
  • Pacreatitis hemorrágica
  • Disección aortica
  • Deshidratación
  • Hiperglucemia
  • Diuresis, vómito y diarrea
  • Grandes quemados

Se puede clasificar o dividir en dos grandes grupos:

  • Por hemorragia
  • Por depleccion de fluidos

sistema circulatorio

En el primero de estos, es decir en el por hemorragia, a su vez se subdivide en hemorragia de causa interna y hemorragias de causa externa. La primera, las hemorragias internas pueden ser producto de un origen traumático, por rotura de vasos o vísceras, asi como también frente a la presencia de complicaciones en la coagulación y en el embarazo. Las hemorragias de origen externo, pueden ser causadas por afecciones pulmonares, gastrointestinales o renales. Por su parte, cuando hablamos de shock hipovolémico por depleción de líquidos, también podemos subdividirlas en dos grupos: perdidas externas e internas. Las perdidas externas pueden ser causadas por vómitos, diarreas, quemaduras cutáneas, poliurias y diabetes, mientras que las perdidas internas pueden ser ocasionadas por pancreatitis, oclusión intestinal, ascitis, edema generalizado por quemaduras.

La signosintomatologia del cuadro en el shock hipovolémico, se manifiesta por la presencia de: pulso débil y rápido, palidez y frialdad de la piel, taquicardia y taquipnea, hipoperfusión de órganos, sed, oliguria, cianosis, confusión y sudoración, llenado capilar pobre, mareo y fatiga, acompañado de decaimiento generalizado del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*