Diabetes gestacional: ¿Qué debo comer?

La diabetes gestacional es una patología que suele presentarse en los primeros meses del embarazo, pero tiene su fecha de vencimiento una vez que la madre da a luz. La diabetes por supuesto que es una enfermedad seria, pero que en este caso no es una condición permanente, sino producto de algunos trastornos fisiológicos propios del embarazo.

Una dieta adecuada es la solución a este mal que acompaña a las que están en la dulce espera. Como cualquier caso de elevación o disminución en la química sanguínea, en este caso la glucosa, va a ser controlada comiendo lo correcto y tomando ciertas acciones que te contaremos.

¿Por qué se desarrolla la diabetes gestacional?

Las estadísticas muestran que 2 de cada 10 mujeres embarazadas padecen de esta patología, y en su mayoría está condicionada por el sobrepeso, resistencia a la insulina y falta de actividad física.

El proceso de embarazo puede ser más turbulento si no se toman las medidas necesarias. Tendrás la seguridad que al dar a luz a tu bebé va a culminar la diabetes gestacional siempre que ajustes la dieta durante los nueve meses.

El principal riesgo de esta patología es que pueda ocasionar niveles muy bajos de azúcar (hipoglucemia) y eso comprometer a la madre, o al bebé. Otro punto a tomar en cuenta es que no controlar la diabetes gestacional puede dejar un sobrepeso importante que para inicios de la lactancia materna tiene otras implicaciones.

Por esto es tan importante cuidar la dieta durante el embarazo, te contaremos la mejor forma de hacerlo.

La dieta ideal para tratar la diabetes gestacional

Nunca se trata de dejar de comer, por el contrario lo que se debe hacer es balancear lo que comemos, y reducir al máximo todo aquello que afecta.

Hablemos de proteínas

Las proteínas se deben convertir en tus mejores amigas durante la diabetes gestacional porque son las encargadas de formar tejidos y músculos, además, no suman ningún problema a los niveles de glucosa.

Pollo, pescado, carne, huevos y leche no deben faltar en tu lista de compras porque contribuirán de manera eficaz en el proceso de control de azúcar en la sangre.

Los médicos siempre apuntan a la reducción de peso en el proceso de diabetes, y allí las proteínas tienen mucho protagonismo.

No huyas de los carbohidratos

Los carbohidratos están profundamente ligados al aumento de peso, pero una embarazada lo necesita.

Lo recomendable es reducir su ingesta, y suplantar los carbohidratos comunes por los integrales que están hechos a base de fibra y son muy saludables.

Verduras o tubérculos, legumbres, arroz y cereales integrales. Combinaciones de estos alimentos con una buena base de proteínas van a controlar la diabetes gestacional.

Las grasas

Esta parte de tu dieta debe tener especial atención porque es donde más se suele fallar. Las grasas son necesarias para el cuerpo durante el proceso de embarazo, pero se deben eliminar los dulces, frituras, comida rápida y productos procesados.

Todo esto es delicioso, pero perjudicial durante la diabetes gestacional, ya tendrás tiempo y salud para disfrutar de esos alimentos.

Toma en serio tu alimentación durante el embarazo porque de ellos va a depender tu salud, y la del bebé.