Afecciones respiratorias frecuentes

El asma y el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) son dos afecciones prevalentes en la población general, que abordaremos hoy en lineamientos generales para que puedas saber de qué se tratan ambas afecciones de las vías respiratorias inferiores, cuáles son sus síntomas y causas. Ambas deben ser evaluadas, diagnosticadas y tratadas por un profesional médico de la salud, quien indicara cual es el método de tratamiento a seguir y cada cuanto deben ser realizados los controles médicos en cada uno de los casos.

EPOC, enfermedad pulmonar obstructiva crónica

El EPOC, es una enfermedad pulmonar progresiva grave que causa dificultad para respirar. Epidemiológicamente se caracteriza por generar una afección de 251 millones de personas, generando un 5% de muertes anuales por esta causa.

Las causas principales del EPOC

  • Tabaquismo: el humo del tabaco es la principal causa de EPOC, incluso en fumadores pasivos.
  • Contaminación: la exposición al aire contaminado tanto de interiores como exteriores, así como al polvo y el humo en el lugar de trabajo.
  • Predisposición genética: el trastorno genético si bien es poco frecuente, se llama déficit de alfa 1 antitripsina, y es la causa de algunos casos de EPOC.
  • Bronquitis crónica: las vías respiratorias se inflaman produciendo una tos prolongada con moco.

asma

  • Enfisema: los alvéolos se dañan perdiendo la elasticidad y el aire queda atrapado dificultando así tanto la inhalación como la exhalación de la respiración.

Asma

El asma es un trastorno respiratorio crónico, que inflama y estrecha las vías respiratorias. Se caracteriza por ataques recurrentes de falta de aire y silbidos al respirar. Los síntomas característicos del asma incluyen la presencia de tos seca o con flemas con silbidos en el pecho, acompañado de dificultad prolongada para respirar y episodios de aumento de la falta de aliento.

En ciertas circunstancias pueden presentarse síntomas de emergencia o lo que se denomina ataques de asma, caracterizados por labios o cara cianóticos, de coloración azulada, con disminución de la lucidez mental, dificultad respiratoria extrema, pulso rápido, ansiedad y sudoración extrema.

 

En estos casos en los que se presenta una insuficiencia respiratoria aguda (inhabilidad del sistema respiratorio de mantener una buena oxigenación o eliminación de dióxido de carbono) como puede ser en otras causas como la obstrucción pulmonar dado por edema, croup, la presencia de un cuerpo extraño, o bien en la disfunción neurmuscular por miopatías, neuropatías, parálisis diafragmática o disfunción del sistema nervioso central o bien en enfermedades propias del parénquima pulmonar como la neumonía, bronquiolitis, asma, el síndrome de distres respiratorio y la aspiración, la indicación es la realización del manejo de la vía aérea por un profesional de la salud. Aquí la atención rápida y oportuna es la clave, y debe realizarse tras el traslado de la persona a un servicio de emergencias médicas, donde se realizaran maniobras no invasivas o bien en casos de mayor gravedad la intubación endotraqueal, que es un método invasivo y que se reserva para casos severos de insuficiencia respiratoria.

Espero que te haya sido de utilidad la información brindada en este artículo y que haya sacado tus dudas acerca de estas afecciones respiratorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*