Aparato respiratorio: conformación y funciones

Existen ciertas funciones en nuestro organismo que ocurren de manera automática como es la respiración, llevada a cabo por el aparato respiratorio. En nuestro cuerpo existen ciertos órganos que funcionan de una forma conjunta para respirar constantemente y así conseguir el oxígeno que necesitan absorber las células del organismo y expulsar el dióxido de carbono, un gas toxico que se genera durante la respiración celular.

La respiración entonces podemos decir que es el proceso por el que nuestro cuerpo consigue el oxígeno del aire. El oxígeno pasa a través de la sangre a cada célula para obtener energía y el dióxido de carbono es expulsado al exterior. El aparato respiratorio que es el encargado de cumplir esta función está conformado por las fosas nasales, la cavidad nasal y la boca que son las aberturas por donde el aire entra y sale del cuerpo. La faringe, donde se une la boca y la cavidad nasa. La laringe, con las cuerdas vocales para hablar, la tráquea que es un tubo rígido con anillos para prevenir el aplastamiento. Dos bronquios que entran en cada pulmón, los bronquiolos, divididos a partir de los bronquios principales y cada alveolo, además de los pulmones, los órganos esenciales de la respiración. Los pulmones se ubican dentro del tórax y están protegidos por las costillas. Su función es transportar el oxígeno de la atmósfera a la sangre y liberar el dióxido de carbono de la sangre a la atmosfera.

aparato respiratorio

El sistema respiratorio permite la circulación de aire, cerca de 13000 litros se mueven diariamente por los pulmones, y el intercambio de gases. Desde los alveolos, el aire sale, con menos oxígeno y lleno de dióxido de carbono. Ahora bien, ¿Cómo respiramos?: el aire entra y sale de los pulmones por medio de la actividad de los músculos intercostales que se encuentran entre las costillas y del diafragma situado entre el pecho y el abdomen.

La tráquea y los bronquios conducen el aire desde la nariz o la boca hasta los pulmones. Dentro de ellos,   los tubos se separan en ramas cada vez más numerosas y pequeñas, los bronquiolos, que se dirigen hasta los alveolos pulmonares. Por su parte los músculos intercostales y el diafragma funcionan sin el control de la voluntad de modo que la respiración no cesa durante el sueño. En ocasiones, se puede contener de forma consciente como en el caso de sumergirse bajo el agua. Por ultimo al final de los bronquiolos se encuentran unos diminutos globos inflados de aire, que son los alveolos. En estos es en los que el oxígeno entra y el dióxido de carbono sale de la sangre.

aparato respiratorio

El intercambio de gases se produce cuando entra oxigeno este se disuelve en la humedad del alveolo y llega a la sangre que lo transporta hasta las células junto con la hemoglobina, una sustancia de los glóbulos rojos.

Espero te haya sido de utilidad esta información acerca del aparato respiratorio, su funcionamiento en el cuerpo humano y su composición con las diferentes partes que lo conforman desde la boca hasta los pulmones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*