Alergia a la proteína de leche de vaca

La alergia a la proteína de leche de vaca es un tipo de alergia alimentaria que se presenta frecuentemente en niños y lactantes, afectando a un 2% y un 5%. Lo que se produce es una reacción exagerada del sistema inmune ante la presencia de una o más proteínas que contiene la leche de vaca. Si bien es poco frecuente que los niños que son alimentados exclusivamente a través de la lactancia presenten esta afección, si es verdad que la misma puede ser trasmitida a través de la leche materna si la madre ha consumido productos lácteos.

Las reacciones adversas a los alimentos incluyen cualquier reacción anómala producida ante su ingesta. Se clasifican en intolerancias y alergias alimentarias. La intolerancia alimentaria se produce frente a componentes tóxicos, químicos o por factores propios del huésped. Por su parte la alergia alimentaria se define como las reacciones de hipersensibilidad iniciadas por el mecanismo inmunitario específico ante la presencia de un antígeno alimentario. Desde el primer año de vida, la proteína de leche de vaca suele ser la primera proteína a la cual se enfrentan los niños con lactancia materna o sin ella. Constituye la forma de alergia alimentaria más frecuente en los primeros meses de la vida y su prevalencia es alta, disminuyendo progresivamente hacia la edad adulta.

alergia

Por otra parte es importante destacar que 2 de cada 3 niños con alergia a la proteína de la leche de vaca tienen antecedentes familiares de atopia asociado más fuertemente al fenotipo materno. El riesgo de atopia se incrementa cuando los padres o hermanos presentan una enfermedad atópica y es aún mayor si ambos padres la tienen. Expliquemos ahora cuales son los síntomas típicos en este tipo de afección.

Los síntomas que genera este tipo de afección, es decir la alergia a la proteína de leche de vaca son variados, pudiendo afectar diferentes sistemas. Involucrados se encuentran la piel, el aparato digestivo y el respiratorio principalmente, lo que puede conllevar a la manifestación a través de erupciones cutáneas, eccemas, vómitos, diarrea, cólicos, y llantos excesivos. La alergia a la proteína de la leche de vaca cursa con reacciones inmediatas de tipo reaginico con vómitos propulsivos, diarrea de inicio súbito, reacciones cutáneas, shock y tos entre otras manifestaciones, debido a la degranulacion de mastocitos y liberación de histamina y serotonina mediada por anticuerpos IgE específicos dirigidos contra caseína, alfalactoalbumina y betalactoglobulina.

El diagnóstico de la alergia a la proteína de leche de vaca debe realizarse bajo un profesional médico idóneo quien será el encargado de realizar la evaluación de los síntomas, el examen físico, la confección de una historia clínica completa y detallada. Además el medico podría realizar pruebas y análisis de sangre así como las pruebas dérmicas o cutáneas para la detección de diversas alergias.

alergia

Espero te haya sido de utilidad esta información acerca de la alergia a la proteína de la leche de vaca, cuales son los síntomas que se presentan, su prevalencia, la diferencia entre intolerancia y alergia y la fisiología además del diagnóstico. Recordar siempre que este tipo de afecciones siempre deben ser evaluadas, diagnosticadas y tratadas con un profesional médico idóneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*